Según antiguas leyendas celtas, Tirnanog - La tierra de la eterna juventud,

es una isla mágica donde se puede ser feliz por siempre.


Creando Tirnanog es nuestro intento, casi como un susurro, de contar la vida de artesano.
De puntitas de pie, y sin pedir permiso, inventamos nuestro Tirnanog con lo que hacemos.




Tutorial para principiantes: Abejita en porcelana fría

Para los expertos, pasar de largo! (van a aburrirse mucho).
Para quienes tengan ganas de comenzar a modelar. No quieran traumarse con complicados productos y tutoriales, o simplemente deseen decorar alguna cajita, armar algún pequeño souvenir para su hijo, o preparar originales tarjetitas del día del amigo con anticipación: Abejita en porcelana fría!
Bien sencilla y fácil...


 Hacemos dos bolitas iguales blancas en porcelana fría. Cuando hay que hacer muchos iguales, para no equivocarnos con el tamaño, nos conviene preparar todas las bolitas que necesitemos y tenerlas envueltas en film mientras realizamos de a una.

 Alargar con el dedo desde un extremo, cada bolita. 

 Luego, aplastarla entre lo dedos para formar una gotita.

 Colocarle un poco de cola escolar (de buena marca) en la punta de una gotita.

 Y colocar la otra gotita encima, haciendo un poco de presión para que peguen.

 Tomar una bolita un poco más grande, color amarillo. Y alargarle un extremo al igual que hicimos con cada ala, pero, esta vez, no la aplastamos. 

 Colocar cola en el centro de las dos alas...

 Y pegarle el cuerpito.

 Tomar otra bolita de porcelana amarilla, esta vez más chiquitita, y aplastarla un poquito.

 Colocar cola en el extremo superior del cuerpo y pegarla. Dejar secar por completo. Como es pequeña, de un día para el otro ya va a estar lista. Recordá de dejarlas secar sobre una superficie de madera no laqueada, o goma eva. Así no se pega. 

 Cuando esté seca, pintar con acrílico (o témpera, o lo que tengas!) color negro, las rayitas de la abeja. 

 Hacerle los ojitos, si querés, la nariz, la boca. Yo le hago sólo ojitos porque es muy chiquita y así me parece más graciosa. 

Y voilá!!! Ya está lista tu abejita!


  • Es una sencilla idea para decorar objetos, cajas, cajones, portarretratos, portalápices, broches para portamensajes. 
  • También podés armar varias y colgarlas todas juntas con tanza a un tronquito o rosca para armar un dulce móvil. 
  • Decorar tus tarjetas personales, o invitaciones infantiles, o envoltorios de regalo. 
  • Podés calzarles un palito de brochette en la base cuando todavía está húmeda, y así tener bonitos tutores para tus plantas (siempre que sean de interior, si las querés poner afuera, vas a tener que ponerle laca y barniz para protegerla de las inclemencias del tiempo). 
  • O también, armar un sencillo souvenir, pegándolas sobre una rodajita y agregándole pinches de alambre para hacerlas tarjetero. 
  • Pegarles de atrás un prendedor. 
  • Armar señaladores con cartón microcorrugado de colores...


Dejá volar tu imaginación. Y animate! Que todos somos artesanos!!!