Según antiguas leyendas celtas, Tirnanog - La tierra de la eterna juventud,

es una isla mágica donde se puede ser feliz por siempre.


Creando Tirnanog es nuestro intento, casi como un susurro, de contar la vida de artesano.
De puntitas de pie, y sin pedir permiso, inventamos nuestro Tirnanog con lo que hacemos.




Comenzando a modelar

        Hoy en día existe gran variedad de materiales para modelado: porcelana fría, masilla epoxy para artesanos, pastas caseras de todo tipo (aserrín, sémola de maíz, etc), y arcilla polimérica.
Nosotros trabajamos con Porcelana Fría, y, aunque tiene algunas ventajas, también tiene unas cuantas desventajas.

Ventajas: es un poco más económica que la masilla, y bastante más económica que la arcilla polimérica (que es muy buena aquí en Argentina, por lo que cuesta conseguirla a un precio justificable). Es más duradera que la mayoría de las masas. Las caseras pueden llegar a pudrirse con el tiempo, y la masilla... bueno, todos sabemos lo que pasa cuando arreglamos algo en casa con masilla y pasa el tiempo.... se resquebraja! Es difícil que se rompa la pieza, a veces con un golpe puede llegar a separarse un pedazo, pero no se hace añicos como la masilla.

Desventajas: tarda más tiempo en secar, por lo que las piezas necesitan un orden de elaboración. Por ejemplo, un duende parado en masilla puede realizarse en un día, mientras que con la porcelana puede tardar mínimo una semana, ya que primero hay que dejar secar los pies, luego las piernas y así. Encoje cuando termina de secarse, lo que puede traer graves inconvenientes si no se tuvo en cuenta ese detalle, y lo que hace que se tarde aún más en terminar una pieza. Si no está en la condición justa, puede llegar a doblarse, resquebrajarse, caerse, etc.

Pero no se preocupen, con un par de truquitos se transforma en un juego de niños. Como les decimos a nuestros sobrinos: es como la plastilina, pero te dura para siempre!!!

Marcas
 Existen muchas marcas en el mercado, e incluso hay miles de recetas super sencillas para realizar la masa de forma casera. Cada marca en sí ofrece una utilidad distintiva, explicada en los paquetes: para hacer flores, para piezas finas, etc. Por el momento,  nosotros utilizamos la porcelana Nicron, pero es cuestión de gustos y de épocas. Hay que decir que la Nicron es mucho más blanda que otras marcas, por lo que si vas a hacer figuras muy finas, es mejor que optes por otras para que no encoja tanto al secar.  Pero también, existen otras marcas que dan un acabado que nosotros llamamos más naif, por ahí muy bonito para hadas pero no tanto para duendes, en donde los colores permanecen más fluo.
 
Colores
        Vienen paquetes de algunas marcas en donde la porcelana ya está coloreada, pero son más caros y más pequeños, por lo que recomendamos teñir la porcelana con un poco de pintura acrílica. También podés usar oleos, témperas o tintura vegetal (la de las tortas), todo es cuestión de probar y ver la diferencia de las texturas. Con unas gotitas basta! Tené en cuenta que, una vez seca, el color de la masa se va a oscurecer. No te olvides de envolver la masa de porcelana teñida en papel film para que no le entre aire y se te seque antes de tiempo! Nosotros, además, guardamos todos los bollitos teñidos dentro de un taper. Y si no te animás, siempre podés pintar después la pieza. Eso sí, no pasarse de los bordes es más complicado, pero el acabado es mucho más realista.


Materiales necesarios
 Obviamente, un paquete de porcelana fría! Y el resto... muuuuchaaaa imaginación!!!!
En el mercado hay de todo: estecas para marcar, moldes de caras, manos, pies, torsos, flores, mariposas, lo que quieran!, rodillos, eyectores para cabello, etc, etc, etc.
  Pero, cuando nosotros empezamos (y por unos cuantosss años), no usamos más que el ingenio! No digo que no vengan bien, pero la idea de modelar es que las caras sean de uno y no todas igualitas, y que uno pueda jugar con el cabello de un ser mágico, y que algunas marcas, como ladrillos o piedras, se vean realmente artesanales. Porque convengamos que, en lo artesanal, no hay moldes que lo hagan verse mejor! Así que te recomiendo que al principio intentes encontrar en tu casa objetos que te puedan servir: escarbadientes para marcar narices y ojos, tenedores para darle estilo al cabello o la ropa, etc.

Aunque hay algunos objetos que son indispensables:
- una tijera de punta, para cortar dedos, ropa, cabellos.
- alambre galvanizado, del grosor que elijas según lo que vayas a hacer. Para hacer duendes articulados, o bien para darle una base a algún personaje y asegurarte que tenga estabilidad.
- bolas de telgopor, es preferible que tengas una de cada tamaño a decirte qué tamaño te convenga. Para hacer cabezas, panzas, hongos, o darle una base a cualquier objeto o parte de objeto que tenga un tamaño lo suficientemente grande como para no querer gastar tanta masa y asegurarte que seque más rápido. También podés conseguir tubos de telgopor para hacer los cuerpos, bases de árboles o hóngos. Y recordá que no necesariamente tenés que dejar la bola en redondo, si le rebanás un pedazo de frente, la cara va a quedarte más real y no tan redondeada.
 - cualquier cosa para darle vida a tus seres! Telas para vestirlos, o hacerles un gorro, todas las que encuentres, cualquier retazo viene bien. Pieles para usar de cabello o hacerles un chaleco (siempre sintéticas, no te olvides que los duendes protegen la naturaleza y detestan que se dañen animales sólo por estética). Ojos, que podés conseguir en casas de armado de muñecos, o también utilizar canutillos o pintarlos. Palos para bastones, piñas, semillas, vasijas, cualquier objeto que le de vida y convierta a tu duende en un ser distintivo. Plumas, o tul, o acetato (incluso el papel de radiografías sirve) para hacer alas a las hadas. Canutillos, mostacillas, gibré, brillantina, o hasta ya vienen plasticolas con brillitos, para darle un toque mágico a tus creaciones femeninas, decorar vestidos, cabellos, o ambientes. Rodajas de madera, tronquitos, o cualquier cosa en el que quieras colocar tu ser mágico, para decorar habitaciones, o hasta darle gracia a algún objeto aburrido que tengas en tu casa (cajas, portarretratos, cajones, lámparas). Siempre es más fácil hacer un duende o un hada si contás con una base!

 
Empezar a trabajar


Recordatorio: siempre tené la porcelana que no estés usando bien tapada, y sacá sólo lo necesario. Y no te olvides que hasta que no seque, la porcelana se pega. Trabajá sobre una mesa de madera, y apoyá los objetos en algún material que no adhiera, como rodajas de madera (cuanto más rústicas mejor) o goma eva.
        Bueno, ya no te aburro más con tanta técnica. Ahora sí: manos a la obra!!!
Primero tené muy en mente qué vas a hacer. Si podés tener alguna foto a mano de lo que quieras, mejor. Y, aunque aburra, el primer trabajo es mental (después con el tiempo tu cabeza aprende a hacerlo solo). Dividí mentalmente la pieza en todas las partes que la componen. Por ejemplo, si es un duende vas a encontrar: pies o zapatos, piernas, torso, brazos, manos, cuello, cabeza, orejas, cabello, gorro. Y tené en cuenta que esas son todas las piezas que vas a necesitar y en ese orden. Y no te olvides que la porcelana tarda en secar, así que buscá los puntos de apoyo para realizarlo por partes. Si el duende está parado primero vas a hacer pies y piernas, y a tener paciencia en agregarle el cuerpo hasta el otro día. Y si está sentado, pies, piernas y tronco, y vas a esperar hasta el otro día
en agregarle los brazos y la cabeza. 

        No sé qué vas a hacer, pero todo puede reducirse a dos formas básicas: una bola, o un gusanito. Sí, vas a sentir que volviste otra vez al jardín (y eso es tan lindo!).
Forma de bola: sacás los pies o zapatos si la convertís en un cono y luego la achatás a tu gusto. Hacés las manos aplastándolas. La base de la cara. Un hongo. Etc.
Forma de gusanito: para las piernas y los brazos. Para el cuerpo si el gusanito es más gordo. Las polleras, los cabellos, las remeras.

        Probá lo que quieras, aplastá, alargá, estirá, enrulá! Aunque cada pieza tarde aproximadamente 48 horas en secar definitivamente, tenés alrededor de 15 minutos para trabajarla sin problemas (ya que si se empieza a poner dura vas a ver que se agrieta). Pero 15 minutos con una bolita es bastante tiempo! Igualmente, si ves que te cuesta más trabajarla, humedecete un poquito los dedos y volvé a amasarla. Y ya tenés otros 15 minutos más!!!

Cómo unirla: el componente principal de la porcelana fría es la cola de pegar. Así que, la mejor manera de unir pieza por pieza es con cola, la del colegio, pero fijate que sea una buena marca. Además, para algunas piezas en donde la base tiene poco apoyo, agregale un trocito de escarbadientes. Por ejemplo con las cabezas para unirlas al torso: cuando hagas el cuerpo le agregas un palito y listo. Cuando está seco podés pegar la cabeza sabiendo que no se te va a despegar más!
        El resto... sólo imaginación! Todo lo artesanal es único, y nadie puede decir que algo sea lindo o feo, porque así es el arte: personal! De la misma manera que nadie puede decir que un duende no es cómo lo hiciste, o que un hada debería ser de tal o cual manera.
        Por eso, la mejor manera de trabajar es una mezcla de un poquito de muchas cosas: confianza, ganas, imaginación... y mucha pasión!!!

Que lo disfrutes!