Según antiguas leyendas celtas, Tirnanog - La tierra de la eterna juventud,

es una isla mágica donde se puede ser feliz por siempre.


Creando Tirnanog es nuestro intento, casi como un susurro, de contar la vida de artesano.
De puntitas de pie, y sin pedir permiso, inventamos nuestro Tirnanog con lo que hacemos.




Boda civil y decó

Pasó mucho tiempo, pero más aún: pasaron muchas cosas!!!

Ya hace dos meses marido y mujer (y después de 10 años de amor), luego de los arduos preparativos, la luna de miel, reestructurar nuestras webs, quemada de notebook mediante, y esta vez quemada DEFINITIVA... de hecho, les escribo desde una a cuerda que todavía conservo por nostalgia y que nos viene salvando en más de un problema...

Acá estamos! Más renovados, enamorados y creativos que nunca!!!

Los felizmente casados me entenderán. Y los que tienen la suerte de ser artesanos... más aún!
Cuando uno se casa con su otra mitad, y los dos son artesanos, y los dos comparten la pasión y la magia por  los seres pequeñitos, y los dos pasan juntos año y medio alternando entre trabajo y preparativos manuales... volver de eso, y saber aún más unidos que nunca, es un renacer espectacular!
Vamos a los hechos. Y a mostrarles un poquito porque de eso se trata, y yo sé que es lindo "chusmear".


Nuestra temática fueron los tréboles y las mariposas, y los colores verdes y naranjas. Tréboles porque representa a nuestros amados duendes, traen buena fortuna, son verdes que es nuestro color favorito y lo asociamos al novio. Mariposas porque son las mensajeras de las hadas, representan la libertad por el vuelo, y la más famosa es la monarca, que es naranja, y asociamos las mariposas a la novia. Así, juntamos todas aquellas cosas que más nos identifican y los colores que a los dos individualmente más nos atraen, en darle una sentido de unidad a nuestro gran día.

Para nuestro casamiento civil preparamos conitos de papel, verdes y blancos y naranjas y blancos. Todos con formita de trébol en el cierre y nuestra etiqueta con el logo (y nuestras iniciales).

Pero, como todo el civil lo pensamos reutilizando nuestro papel, desde las flores de los centros de mesa, hasta justamente los conitos, y como no queríamos desperdiciar comida haciendo que nos tiren arroz, llenamos los conos con mariposas y tréboles de restos de papeles de nuestras artesanias:


Para el festejo post civil, en casa familiar, preparamos muchas lindas y ricas cositas. Toda la mesa dulce fue hecha por nosotros. Y la decoración absolutamente de todo, incluídos nuestros muñequitos "civiles" de la torta. Como no podía ser de otra manera, una pareja de duendes irlandeses sosteniendo la libreta!


Y armamos guirnaldas de papel, cosidas con cinta, con nuestros colores, para darles un toque personal a las mesas. Así, sobre cualquier mantel blanco que nunca falta en ninguna casa, ese día tuvo nuestra firma!

Preparamos flores de papeles reciclados con ramitas de árboles caídos recolectados en la poda barrial pre otoño. Un montón de ramas esparcidas en varios vasos y jarrones de vidrio le dieron un toque "floral" a la casa sin grandes gastos y manteniendo la estética ecológica que tan bien nos hace sentir. 

Agregamos algunos detallecitos personales para darle un poco de color. Hasta armamos pajitas para las bebidas, con tréboles y mariposas en cartulina metalizada. 


Y, por último, cocinamos muchas cosas ricas con nuestra estética. Muffins de dulce de leche con tréboles, cuadraditos de limón con mariposas, cookies con nuestras iniciales, alfajorcitos de tapas de trébol verde, brownies con mini trebolitos y nuez, y tortas con merengue verde!

El civil fue muy emotivo, super entretido de organizar y preparar, y nos divertimos como locos en el festejo post "trámite". Y, por sobre todas las cosas, fue bien nuestro, y de esa manera lo sentimos bien único!