Según antiguas leyendas celtas, Tirnanog - La tierra de la eterna juventud,

es una isla mágica donde se puede ser feliz por siempre.


Creando Tirnanog es nuestro intento, casi como un susurro, de contar la vida de artesano.
De puntitas de pie, y sin pedir permiso, inventamos nuestro Tirnanog con lo que hacemos.




Si pudiera ser niño otra vez...

Si pudiera ser niño otra vez disfrutaría
cada segundo como una eternidad.
El mayor desafío sería ganar una carrera en bicicleta.
Las decisiones más importantes
 dependerían de un pan y queso.

Me abrazaría más seguido a mis padres.
Las sonrisas serían carcajadas,
y las lágrimas se solucionarían con un helado de chocolate.

Podría ser lo que quisiera de grande
sin fijarme en el sueldo.
Donde la plata suficiente era la que alcanzaba
para un alfajor en el recreo.

Si fuera niño de nuevo, mis mejores amigos serían
amigos para siempre y sin condiciones,
porque el mayor error que podrían cometer
sería elegirme último en un picado.

El peor de los miedos se solucionaría encendiendo un velador.
Ni en mis juegos solitarios me sentiría solo.
La mejor transacción sería tres repetidas por una figurita difícil.

Me seguiría preguntando por que los “grandes”
viven tan tristes y enojados.

Y juraría, sin cruzar los dedos, nunca crecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario o consulta nos ayuda a crecer y crear. Gracias por dejarnos unas palabras!!!