Según antiguas leyendas celtas, Tirnanog - La tierra de la eterna juventud,

es una isla mágica donde se puede ser feliz por siempre.


Creando Tirnanog es nuestro intento, casi como un susurro, de contar la vida de artesano.
De puntitas de pie, y sin pedir permiso, inventamos nuestro Tirnanog con lo que hacemos.




Por qué creer

Porque cuando era una niña, que creía en todo y en todos, la vida era mucho más sencilla y más bonita.
Porque cuando creí, fuí mejor persona.

Porque no me creo tan importante como para suponer que lo que veo y lo que toco es lo único que exista.
Porque le reservo al mundo un lugar mucho mejor que el espacio que el mundo me da a mi.

Porque es lo único que jamás podrán prohibirme.
Porque no habrá ley ni castigo para ello.
Porque, aunque no tenga hechos para probarlo, nadie tampoco tendrá nunca hechos para negarlo.

Porque creyendo puedo sentir que todo es mucho más mágico de lo que parece a simple vista.
Porque cuando cierro los ojos, puedo seguir viendo.
Porque también creo en millones de cosas que no puedo palpar.
Porque creo en el amor, en la bondad, en mis sueños, en los sueños de los demás.

Porque jamás voy a permitir que maten mi imaginación.
Porque el único asesino de mis ideas soy yo misma.
Porque me doy la oportunidad.

Porque para creer no necesito nada, me alcanza el sueldo,
 no me lo prohibe mi edad, ni el lugar en donde viva,
ni las cosas que no tengo.

Porque es fácil y sencillo.
Porque no necesito diplomas, ni conocimientos previos, ni idiomas.

Porque cuando me permito creer, mi rostro sonríe.
Porque cuando veo a los niños que creen, me da envidia.
Y cuando veo a los niños que ya no pueden creer, siento que el mundo está eligiendo un camino equivocado.

Porque me emocionan algunas canciones, algunas poesías,
algunas palabras que me hacen cosquillitas en el alma.
Porque me da alas.

Porque ya me cansé de los adultos que se creen adultos por el sólo hecho de no creer en nada.
Porque me da pena la gente que supone que ya no quedan salidas.

Porque todavía no hipotequé mi alma.
Porque todavía conservo la capacidad de asombrarme.

Simplemente, porque creer, me hace feliz!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario o consulta nos ayuda a crecer y crear. Gracias por dejarnos unas palabras!!!