Según antiguas leyendas celtas, Tirnanog - La tierra de la eterna juventud,

es una isla mágica donde se puede ser feliz por siempre.


Creando Tirnanog es nuestro intento, casi como un susurro, de contar la vida de artesano.
De puntitas de pie, y sin pedir permiso, inventamos nuestro Tirnanog con lo que hacemos.




Alas de Hada

Existe gran variedad de materiales para realizar alas en el mercado, incluso se pueden conseguir hechas. Pero queremos mostrarles ideas sencillas y económicas de poder realizar alas de diferentes estilos. Lo importante es el trabajo que hagas de esas alas, los diseños que formes. Si querés podés ayudarte buscando fotografías de mariposas para imitar formas y colores.


Acetato

Se consigue en cualquier librería. Vienen de todos los colores (aunque para muchos de ellos vas a tener que encontrar una librería importante que te ofrezca variedad). Te conviene siempre hacer las dos alas juntas, para así adosarlas a la espalda del hada de manera más sencilla. Entonces tendrías que doblar el acetato y así marcar la forma del ala en uno de sus lados. Recortás y, cuando lo abras, tendrás las dos alas juntas e idénticas. Como con casi todos los materiales, podés jugar sin límites una vez que tengas las formas recortadas. Esta es la parte más divertida! Podés hacer marcas con una esteca, o birome que no escriba, o cualquier objeto con punta. Podés darle calor en determinados sectores para ablandar el acetato y modelarlo a gusto (pero probá despacio la cantidad de calor que le das). Podés darle color y brillo con plasticola con gibré, o si querés que sea más resistente, esmalte para uñas. Hasta existen algunos muy económicos que tienen brillos en su interior y quedan fabulosos! Y para colocar las alas, simplemente dejale un pequeño orificio en la espalda del hada cuando la hacés, y una vez seca, colocás las alas y las cubrís con un firulete en porcelana o directamente con el cabello si va a ser largo.
No hace falta comprar nada para darle un toque original.
En general, los mejores elementos están en tu casa!

Alternativas para el acetato
Otras opciones con las que podés hacer el mismo tipo de alas, pero con materiales que tenés en tu casa, son radiografías o botellas de bebida transparentes. Para este último caso vas a tener que recortar con un cutter las dos alas juntas e iguales, ya que no tenés la posibilidad de doblarlas. Buscá las posibilidades. Hay botellas que están texturadas, lo que le puede dar una gracia muy particular a tu hada. Y de paso, reciclamos!


Tul

Si tu hada va a ser infantil o naif, el tul es una de las mejores alternativas. Se compra en cualquier casa de telas, y hasta existen tules que poseen brillos, como piedritas incrustadas en el tejido. Lo práctico de este material es que no se deshilacha, por lo que podés cortar formas a gusto sin necesidad de mayor trabajo que el de pegarlas con pegamento universal o pistola encoladora. Tené en cuenta que el tul crea un efecto transparente, así que siempre colocalo doble o incluso triple. Otra manera de utilizar el tul para las alas que se puso muy de moda en este tiempo es crear dos círculos de alambre galvanizado (o alambres de color que venden en las artísticas), y recubrirlo con tul, tirando del extremo del inicio del ala y sujetándolo con varias vueltas de hilo. Es cuestión de estilos, en lo personal mucho no me agrada ya que quedan demasiado estáticas, y me gusta imaginar las alas no geométricas sino irregulares. Para darle una terminación, el tul podés pintarlo (tené en cuenta que mucho no se va a notar poque es un tejido calado), darle brillos o bordarle canutillos.


Plumas
Sencillas como las alas de pluma no hay, pero no por eso dejan de ser vistosas. El truco es incrustarlas en la porcelana cuando todavía está fresca y... buscar de entre las miles de plumas que existen en el mercado!!! Vas a encontrar gran variedad de tamaños, todos los colores que se te ocurran, e incluso plumas super originales naturales con matices de colores increíbles.




Tela y alambre

Esta es una de las alas más difíciles, pero también más atractiva y original. Yo utilizo tela de voile, la clásica tela de cortinas, porque es semitransparente y tiene mucha volatilidad, pero buscá en tu cajón de cosas que guardás por las dudas (todos tenemos un cajón así, en nuestro caso es toda una habitación!), o en una retacería algo que te inspire. Cortá dos alambres bien finos del largo que quieras que tengan las alas. Y, con recortes de tela, andá armando tu ala pedazo por pedazo, pegando un extremo del lado inverso del alambre y dándolo vuelta para que no se note. Luego podés pintarla con pintura de tela o incluso acrílicos, darle brillo, tornazolarla, etc. Lo más interesante de estas alas es que tienen movilidad una vez colocadas.



Porcelana
Ahora sí a usar la creatividad más que nunca! Aunque dé más trabajo, y haya que tener la paciencia de esperar que sequen para colocarlas, pintarlas, decorarlas y demás. Pero las posibilidades son infinitas.
Podés hacer desde dos redondelitos sencillos, para después colorearles el centro, pintarle estrellas, firuletes, etc., ideal para haditas infantiles.
También podés darles estilo y jugar con estecas y colores al armar tu ala. Matizar los colores de porcelana entre sí. Recortar los bordes con una tijera con forma. Agregarle canutillos, bolas de acrílico, perlas, etc. Marcarle costuras, pintas, hasta dibujar en ellas hundiendo la porcelana con un palillo.

Y si te animás un poquito más, podés crear alas super profesionales usando como base un alambre y tu propio estilo! Incluso idea tus alas múltiples, es decir, dos o tres alas de cada extremo. El alambre te va a permitir sostener capas de porcelanas muy finas, y así poder crear las alas mucho más volátiles.
Algunos consejos para hacerla más especial: buscá la posibilidad de dejar algo de alambre en el extremo, así podrás enroscarlo o colocarle abalorios. Podés matizar diferentes colores de porcelana mezclándolos entre sí pero sin amasarlos tanto como para que se conviertan en un solo color. Podés pintarlas con oleos o acrílicos, buscá en una artística la variedad de materiales que existen: pintura tridimensional, tornasoladas, con gibré, fluor, etc. Podés calarlas marcando diseños. Y podés agregarles cualquier objeto pequeñito que encuentres: mostacillas, plumas, perlas, tela, hilos, o restos de alguna bijouteria que se te haya roto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario o consulta nos ayuda a crecer y crear. Gracias por dejarnos unas palabras!!!